jueves, 5 de septiembre de 2013

Merea y Pariona: investigados por presunto vínculo con el narcotráfico

Caretas: Edición 2299. 5 de setiembre de 2013

Algo que caracterizó al régimen Fujimori-Montesinos, además de las violaciones a los derechos humanos y la corrupción institucionalizada, fue la influencia del narcotráfico en las más altas esferas del poder. Frases como el "narco avión presidencial" o el "narcogobierno" corresponden precisamente a esta década. 

Dos autoridades de la región Junín ligados precisamente al fujimorismo son citados en el informe que publica la última edición Caretas sobre la presencia del narcotráfico en la política: Federico Pariona (congresista) y César Merea (electo alcalde de Satipo e inhabilitado por el JNE en julio de este año).  Tomando como fuente a Jaime Antezana, Caretas vuelve a deslizar la idea de que Pariona recibió financiamiento para su campaña de parte de Merea.

Sobre este último, la suma de una serie de acontecimientos suscitados desde 1996 parece más que explícita: "desaparición" de sacos de cocaína en Satipo, alojamiento de narcos del cártel de Tijuana en Piura, "desaparición" de un expediente judicial e incluso la absolución en un juicio por parte de un juez vinculado a Montesinos. El caso sin duda merece una investigación a profundidad.

Esto es lo que publica Caretas:

"Otro nombre que se repite en las investigaciones de la procuradora Medina y de Antezana es el del alcalde de Satipo, César Merea.
Antezana sospecha que Merea financió la campaña del congresista Federico Pariona (Fuerza Popular), pero no hay prueba de ello, pues el legislador no ha presentado sus gastos de campaña ante la ONPE.
Merea, un comandante del Ejército en retiro, fue procesado por narcotráfico por la “desaparición” de 6 sacos de cocaína de la sede del Comando Político-Militar de Satipo, del cual él era el jefe, en 1996.
La Sala Superior Mixta Antidrogas de Lima lo sentenció a 14 años de prisión en 1998, pero fue absuelto en apelación por el vocal supremo Alejandro Rodríguez Medrano, vinculado a Vladimiro Montesinos.
Merea volvió al Ejército, pero en 2004 fue acusado de alojar en el Casino Militar de Piura a narcotraficantes del cártel de Tijuana que enviaron toneladas de cocaína en pota a México, según la Policía.
El 18 de octubre del 2010 el abogado y ex fiscal Florencio Grández denunció que el expediente Nro. 092-1996 –con la investigación por presunto tráfico de drogas contra Merea– había sido “sustraída o desparecida” del Poder Judicial.
Gracias a este suceso, Merea postuló y salió elegido alcalde de Satipo por la agrupación fujimorista Fuerza Popular, en 2010.
En noviembre de ese mismo año, Merea contrató al hoy congresista Pariona como Gerente de Desarrollo Económico.
"Solo trabaje dos meses con él. Menos aportó para mi campaña”, sostuvo Pariona a CARETAS. Merea, por su parte, dijo a esta revista que el parlamentario era su amigo y que, incluso hoy, su hermano Javier Pariona trabaja con él como subgerente de Maquinarias en el Municipio de Satipo".